Skip to content

Umineko no Naku Koro ni – 04

2009/08/13


Prepare for emofaggot-angsty scream mode.

Bueno, este episodio de por sí es bastante normal (dentro de lo que cabe para esta serie): tiene su quota correspondiente de muertos, hay misterio, ANGST!, gore, y Maria riéndose como una psicópata y sacando de quicio a Battler (y a mi persona). La muerte de los padres de George no pudo ser más inoportuna, ya que el pobre acaba de enterarse cómo la novia/prometiva/esclava sexual fue asesinada y mutilada vilmente. Ahora tendremos a un prota emo-angsty. Por otro lado, ya Maria me está cayendo de la patada; es entendible que tenga un fetiche con la magia negra y la fulana Beatrice, pero ya da tirria que se ría a cada rato de los muertos y de que haya sido Beatrice quien los mató.


Gracias Battler… Gracias.

De resto, no hay mucho de qué hablar. La muerte de Kanon, más que dramática, fue hilarante. La escena que supuestamente debería darle un “aura GAR” resultó ser un monólogo bastante plotless, usando una analogía poco convincente de la ruleta rusa con el “juego de Beatrice”, y al final no sirvió de nada, porque salió el spam de mariposas y Kanon terminó con un hierro en el pecho.



Owned.

Pasada esta escenita, y la persecución de Battler vs. Who-done-it?, vemos que el olor que hacía era el cuerpo carbonizado/rostizado/asado/chamuscado/frito del viejo Kinzo, a quién también le clavaron un pedazo de hierro en la cabeza. Además, vemos que tenía polidactilia en los pies, lo cual hizo que la parrilla perdiera el nulo atractivo que tenía.

Carne de viejo en vara. Un poco quemada, pero bueh…

Anyways, el viejo se murió, y Kanon también, y nos enteramos de que ella era el objeto romántico de Jessica. Y Maria sigue con sus comentarios poco oportunos y de muy mal gusto. En fin, el grupo de desdichados que sigue con vida empieza a hacer conjeturas de lo ocurrido y Battler se da cuenta que existe algo llamado “epitafio de la hechicera” que deben resolver. Dicho epitafio narra (y predice) las muertes de todos los integrantes, hasta el décimo día, cuando Beatrice resucite y blah blah blah. En eso reciben otra carte de Beatrice (que Natsuhi cree es obra de los bedeles), y Maria sigue con la cantinela.

Copia barata de “Lasciate ogne speranza, voi ch’entrate

A Natsuhi le entra una paranoi y echa de la habitación a los 3 sirvientes que quedan y a Maria, quien sigue con la cantinela psicópata que ya me tiene verde. Natsuhi empieza a arrepentirse de lo que ha hecho, y se disculpa con Jessica de antemano en caso de que se convierta en un monstruo (i.e. se termine de volver loca) para protegerla. En eso, Battler suelta la frase épica, que varios estaban esperando, y que Keichi dijo en un episodio que no me acuerdo.

Sep, el título de la serie.

En eso descubren que la carta tiene un garabato, que resulta ser uno de los tantos círculos mágicos de los cuales Maria tiene fetiche. Luego reciben una llamada de la susodicha, quien está cantando, y todos van a chequear la habitación en la que se encuentran. Cuando llegan, se encuentran con que todos están muertos, menos Maria, quien está en un rincón cantando.

Sólo le falta el sombrero y el banquito para estar comopletamente castigada.

Impresiones

Bueno, obviando todo los comentarios anteriores por un momento, el episodio en sí fue bastante soso y formulaico, la poca acción que hubo fue bastante filler, y las muertes muy precipitadas. A decir verdad, la historia es bastante simple, por lo cual no hay necesidad de hacerle resumen, o siquiera un review profundo. Lo único que me llamó la atención (de manera negativa), fue el aumento de la psicosis de Maria, y la misteriosamente de Kinzo. Bueno, de misteriosa no hay mucho: sabemos que alguien le clacó el hierro en la cabeza y lo metió al horno, y terminó como carne en vara, aunque con peor olor y aspecto. Claro, es evidente que en los episodios por venir se desvelará todo el secreto tras los asesinatos, pero aun así creo que todos están ocurriendo de manera muy precipitada. Aunque también puede deberse a la posibilidad de que hayan recortado el presupuesto, y quieran hacer TODA la historia en una temporada, lo cual es medianamente plausible, aunque no muy conveniente. En mi opinión, y algunos estarán de acuerdo, creo que es mejor que hagan dos temporadas como lo hicieron con Higurashi, ya que, aun siendo una historia tan densa (tanto en contenido como en personajes), un cour de 26 episodios no es suficiente.

En fin, no me queda mucho qué decir del episodio. En realidad hubiera preferido saltarme éste y pasar de una vez al quinto, pero creo que la negligencia no es buena si estoy haciendo reviews episódicos. Sin embargo, estoy pensando en cambiar el estilo de los posts: en vez de hacer un resumen elaborado (que ya es fastidioso hacer) de todo el episodio,  haré uno simple de las escenas relevantes junto con comentarios random, y al final mis impresiones. Como se habrán dado cuenta, este post fue un piloto de este estilo/modalidad que implementaré, después de hacer revisiones.

つづく。

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: