Skip to content

Tokyo Magnitude 8.0 – 03

2009/08/01

Esto… no. Llevamos dos episodios en este rollo.

Mirai y Yuuki se despiertan en las escaleras del edificio donde se refugiaron, para encontrarse con que Mari no está por nungún lado. Luego de un rato de quejas y pestes de Mirai, Mari llega con un spam de comida que consiguió en una konbini que le hace favores de vez en cuando. Mari le dice a los niños que los acompañará a su casa, y aun cuando Mirai insiste que no serán más que un estorbo para ella, termina por acceder (y comer).

Me encanta ese optimismo =)

Pasadas varias horas de haber desayunado, ven en las noticias por celular, la magnitud de daños causados por el sismo, que resultan ser bastante extensos. Mirai se preocupa por sus padres y Mari, al ver la ansiedad de los niños, decide que es hora de partir. En eso, un barco guardacostas pasa por el río, informando a los que están refugiados que deseen volver a tierra firme (i.e. todo el mundo) que se dirigan al muelle en un parque cercano.

Un “autobús marino”? Cómo es eso???

Luego Mari decide llevar a los niños al muelle, y el grupito sigue el camino junto con el spam de gente. Luego de avanzar largo rato por entre los escombros, Mirai se queja por sus pies, que están cortados y con ampollas (lleva unas sandalias puestas). Mari entonces le da unas band-aid que tenía guardadas, y Mirai se las pone un tanto molesta por el comentario de Yuuki que la describe a ella como una “rana alien” (las band-aid son de ranita).

Ouch!

Anyways, siguen su camino, y luego de avanzar otro rato, y ayudar a una señora con el carrito de bebé, experimentan una réplica que dura poco, y Mirai pierde de vista a Yuuki y Mari. Sin embargo, éstos la encuentran y se toman de la mano para no perderse otra vez, cosa que Mirai se negaba a hacer momentos antes. Poco despues se da una réplica más extensa, que derrumba un tramo de autopista y el puente por el que se suponía debían pasar la gente.

Chuza!!!

Al ver su única vía de acceso fácil ser destruida, Mari y los niños deciden seguir al resto de la gente y tomar otra ruta. Eventualmente llegan a los muelles, en donde cientos de personas se apiñan para entrar en los “botebuses”, y un tipo de Protección Civil (o como se llame en Japón) da indicaciones por megáfono. La gente se alinea para entrar en los botes, pero de repente pierden la compostura y empieza una estampida en la que Yuki se pierde, pero afortunadamente Mari lo encuentra. Luego llegan a donde está el bote y se encuentran con que ya está a reventar y no dejan pasar a más gente. Sin embargo, un PC los ve y les deja subirse.

Sólo tienen esa suerte por ser los protas…

Mientras el “botebús” se aleja, la gente se amotina y desespera, e incluso un hombre intenta saltar al en él, pero cae al agua como un mismo pendejo. Luego, Mirai sigue ranteando, y suelta un comentario sarcástico sobre cómo Mari encontró con prontitud a Yuuki al oír que llamaba a su madre. Mari le dice que desde que se murió su esposo, ha tenido que ser fuerte para criar a su hija sola. Luego, Yuuki nota que el incendio del puente no se extingue, y poco después la estructura colapsa, generando una ola enorme.




*inserte música dramática favorita*

Cuando el puente cae al río, la ola formada es tan grande que vuelca al botebús que partió poco después que el que transporta a Mirai y compañía, arrojando a la gente fuera de la cubierta al agua. Mirai queda en shock, pero por poco, ya que la misma ola amenaza con hacer zozobrar al botebús en el que va. Sin embargo, el bote sale ileso, y luego del susto, Mari se disculpa con Yuuki y Mirai por exponerlos a tantos peligros, pero Mirai se lo agradece.


Awww =)…

Impresiones

Bueno, este episodio fue bastante sencillo y directo, sin mucho drama ni acción. Básicamente trata la manera en que Mirai va afrontando cada situación difícil que se le presenta y su crecimiento como persona. Al principio del episodio, y luego en varias ocasiones, se mostró bastante hostil para con Yuuki cuando hacía un comentario respecto a su familia, debido a que ella también experimenta esa incertidumbre y no le puede dar una respuesta precipitado o esperanzadora a su hermano. Sin embargo, luego vemos cómo se va haciendo evidente su incapacidad para actuar con madurez, sobre todo cuando pierde de vista a Yuuki y Mari en la estampida (por no sostener sus manos). Por último se ve cómo Mirai va cambiando su actitud hacia la situación en la que se encuentran ella y Yuuki, y la ayuda que le ofrece Mari, aun a sabiendas de que es una desconocida. En cuanto a esta última, pues me complace decir que es mi personaje favorito en lo que va de serie. Su personalidad la hace la persona “idónea” para acompañar a Mirai y Yuuki, ya que siempre tiene una actitud optimista y nunca pierde la compostura, incluso en las situaciones más extremas. En parte me siento identificado con las circunstancias que la rodean y los motivos por los cuales ayuda a los hermano, lo cual hace que la aprecie más.

Bueno, otra vez tardé horas en terminar un post. Creo que se debe a que los sábados son mi día de descanso, y que mi “flojímetro” va a millón. En fin, hasta el próximo post!

つづく。

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: