Skip to content

Random Anime Post: Honey & Clover

2009/04/08

“In time, there will come the day when everything had become memories”

Como hoy no tengo mucho qué hacer, postearé un poco sobre esta serie, la cual acabo de terminar hace 2 horas. Seguramente algunas se preguntarán (todavía) que qué pasó con Maria†Holic y Rideback. Bueno, no es que las haya droppeadas, sino que no estoy muy motivado para terminar de verlas. Luego les haré sus posts/reviews/etc. En fin.

Primero, empezaré con la pregunta del millón de lochas: ¿por qué rayos terminé viendo Honey & Clover?

Bueno, hace unas cuantas semanas (o meses), mientras lurkeada por la blogósfera otaku, me conseguí con unos posts de no-me-acuerdo-quien, en donde se hacía una pequeña comparación entre Toradora! y Honey & Clover. Al principio no le presté mucha atención, pero luego de ver que un montón de blogs spameaban lo mismo de Tora y H&C, decidí probar suerte y decidí verla.

Al principio me chocó el diseño de los personajes, pero luego de un par de minutos terminé por acostumbrarme a ellos, y hasta los encontré agradables. La historia es entretenida, sin excesos de drama o comedia desmedida, con un ritmo bastante firme, aunque a veces se vuelve irregular. El romance, aunque juega un papel importante, no es el motor de la historia, aunque si determina el rumbo que lleva. La comedia es ley en todos y cada uno de los episodios, y cosas que ciertamente son para morirse de la risa.

Ciertamente, para morirse (de la risa)

Claro que, no todo es risas en una buena serie. El drama también tiene su lugar en Honey & Clover, y a veces están las típicas escenas über-emocionales, como sólo las encuentras en Kanon o CLANNAD. De hecho, tan über son que terminé llorando a moco suelto. Pero a veces el drama sirve como un preámbulo a una situación cómica, por lo cual la serie tiene sus momento de impredecibilidad.

Otra cosa que me gustó mucho de esta serie fue la animación y el artwork en general. La animación es espléndida, fluida y al igual que la historia, impredecible a veces. De un momento salta de una animación tradicional a chibis, pasando por manga, cómic amerikanizados, y regresa de nuevo a la animación original. Y el artwork, aunque no es nada del otro mundo, es bastante agradable a la vista, ya que emplea muchos colores apastelados, y la imagen en general tiene un poco de difuminación, lo cual crea una atmósfera un tanto “atemporal”.

Holy sh—!

Además de la historia, animación y artwork, otra cosa que me gusto “inesperadamente” fue la música. En casi todos los episodios hay canciones “insertadas”, que por lo general son del rock japonés de los 90, lo cual en parte crea una atmósfera “telenovelesca”. Sin embargo, cada canción está relacionada a la historia particular del episodio en el que aparecen, lo que hace que sea aun más enjoyable la experiencia. Mucho más que si pusieran algo de Metallica o The Who.

Por último está la metanarrativa el tema subyacente de la serie: la búsqueda de un significado. Cada uno de los personajes están en busca de algo que les de un sentido o un propósita en la vida. Y aunque cada uno busca algo distinto al otro: sea el propósito de uno en la vida, o qué sentido tiene la vida después de experimentar un amor no correspondido, o cual es el significado de el amor, todos están unidos por esa misma búsqueda, por más abstracta que parezca la cosa. En fin.

Bueno, esa es otra cosa que hacen los protas…

Ahora, para concluir: ¿Qué me esperaba? La típica serie slice-of-life, con romance y drama, y algo de comedia. ¿Qué ví? Un serie slice-of-life, con personajes variopintos, historia sólida, polígonos amorosos, desempleo, drama, comedia, acción, romance, viajes de realización y búsqueda interna, arte, música y genialidad. ¿Qué obtuve al final? Una tanda de lloradera a moco suelto, como sólo las he tenido viendo Kanon, AIR y CLANNAD (o sea, KyoAni con Key). Honey & Clover no sólo es comedia con drama, sino también es la representación de cómo cada uno de los personajes va madurando a medida que avanzan en su “búsqueda”.

Bueno, como ya no se me ocurre más nada, dejaré este post hasta acá. Para aquellos que se animen, les recomiendo esta serie, ya que, si bien no soltarán un torrente de lágrimas, podrán reírse un buen rato. Eventualmente haré un post más serio sobre H&C, aunque no sé cuando. Esto me recuerda que todavía tengo que terminar mis impresiones de Tora. Humm… Bueno, eso también lo terminaré eventualmente. Y lo de Rideback y Maria†Holic también. En fin…

じゃあね。

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: